Escucha la Noticia

El exvicepresidente de la República, Jorge Glas, no va más con su huelga de hambre. El exsegundo mandatario declinó su postura ante el aparente mal estado de salud en el que se encontraba. Glas se encuentra recluido en el centro de rehabilitación social de Latacunga por estar relacionado en la trama de sobornos con Odebrecht.

“Gracias a Dios declinó hoy la huelga de hambre, después de 52 días”, señaló a los medios extranjeros su esposa Cinthia Diaz. Aseguró además que los primeros alimentos le causaron mareos.

El exvicepresidente, a través de un comunicado colgado en redes sociales, agradeció el esfuerzo demostrado en este periodo por su esposa, su madre y la solidaridad de muchos expresada desde “todas partes del mundo”.

CALIFICA LA NOTICIA