Escucha la Noticia

Desde ayer 1 de junio, la estación multimodal El Labrador en el norte de Quito empieza a funcionar. Lo que alguna vez fue la estación de la Y se despide y queda cerrada al público que recibía un flujo diario de 36.000 personas. Ambas estaciones quedan a 800 metros de distancia por lo que el cambio no es tan drástico. De hecho, según el gerente de la Empresa Pública de Transportes de Pasajeros, Mauricio Peña, la nueva estación es más grande y está mejor distribuida.

Este cambio significa el primer paso hacia la intermodalidad de transporte, que busca puntos de integración entre los sistemas de transporte de la ciudad. En la estación El Labrador confluirán quienes usen el Trolebús, la Ecovía y el Metro de Quito; el Municipio prevé un flujo diario de 151.663 personas.  

CALIFICA LA NOTICIA