Escucha la Noticia

En la selección española de fútbol se cierra una etapa y empieza una nueva sin mucho que lamentarse. La Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 será recordada por siempre para los hinchas españoles por la salida inesperada de Julen Lopetegui y su fichaje por el Real Madrid a dos días del debut, el interinazgo de Fernando Hierro y la eliminación en octavos de final ante Rusia.

Por eso, Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, sabía que después de esta desastrosa eliminación debía recomponer el camino y lo hizo contratando a un hombre que conoce muy bien el fútbol español, Luis Enrique.  Tras la dimisión de Hierro, Luis Enrique aparece como la gran solución en la ‘Furia Roja’ por su impronta en el estilo de juego.

El nuevo DT de España disputó 62 partidos con esa camiseta anotando 12 goles, consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en Barcelona 1992 y jugó en los mundiales de EEUU 1994, Francia 1998 y Corea-Japón 2002. Además Luis Enrique es múltiple campeón con el FC Barcelona, por eso la dirigencia española le aseguró un contrato por dos años.

CALIFICA LA NOTICIA