Escucha la Noticia

Llegó el fin de semana y el Parque del Pueblo de Shanghai, en China, se transforma en un espacio para padres desesperados. Al lugar llegan centenares de personas con la esperanza de encontrar “la media naranja” para sus hijos solteros. En el parque, los padres ponen avisos con los datos físicos de sus muchachos, sus profesiones y hasta sus sueldos. Todo esto con el objetivo de llamar la atención y conseguir a la mejor pareja para sus hijos.

Carteles como  “no bebe ni fuma” son comunes en este sector que se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares de China. En esta cultura los padres se resisten a que sus hijos elijan la soltería como forma de vida. El no estar casado implica cargar con un estigma social que es visto como una anormalidad en ese país.  

Varios de los anunciados no saben que sus padres los ofertan al mejor postor a pesar de que las cifras indican que la soltería gana espacio en la nación. Se estima que 200 millones de personas no han contraído matrimonio en el país asiático.  

 

CALIFICA LA NOTICIA