Escucha la Noticia

El jugador francés, Franck Ribery, fue el centro de la polémica ayer en la red social, Twitter, cuando criticó a los usuarios por la falta de intimidad en su accionar. El futbolista apareció comiendo un filete bañado en oro preparado por el chef turco, Salt Bae, provocando la reacción de miles de cibernautas en contra de Ribery. El galo reaccionó y respondió con dos mensajes en su cuenta oficial.

“Comencemos por los envidiosos, los rabiosos, nacidos seguramente de un condón agujereado: (insulto) a sus madres, a sus abuelas y a su árbol genealógico”, se podía leer. “No os debo nada, mi éxito es ante todo gracias a Dios” , continúa, “a mí, a mis familiares y a los que creyeron en mí, los demás sólo eran piedras en mis zapatos”.

Numerosos medios afirmaron que el jugador pagó 1200 euros por el corte de carne, mientras que los usuarios de Twitter señalaron que se trató de 1200 dirhams, el equivalente a 286 euros.

CALIFICA LA NOTICIA