Escucha la Noticia

Pese a que la etapa de distanciamiento social en el país arrancó desde este lunes, la mayoría de cabildos decidieron mantener el semáforo en rojo y con ello las máximas medidas de restricción; en Guayaquil y Quito aumentaron los controles al conocerse que, en la capital por ejemplo, 7 de cada 10 personas con positivo de coronavirus no cumplen el aislamiento. La población se relaja ante las nuevas normas de convivencia.

El alcalde Jorge Yunda corroboró los datos del Ministro de Telecomunicaciones -que semanas atrás indicó que más del 40% de los contagiados no cumple con el encierro preventivo- y lamentó que para este mayo el 75% de los infectados de covid-19 circulan por el DMQ, cifras recogidas gracias a la plataforma digital Tracing (sistema de vigilancia epidemiológica georeferenciada) y con respaldo del ECU911. En varias calles quiteñas se evidenció aglomeración, avenidas lucieron con alta circulación vehicular.

A la par, los operativos de control en Guayaquil doblaron sus esfuerzos, con mayor número de agentes en las vías, en paradas de buses y centros de comercio, pese a que el semáforo en rojo continúa el cambio de etapa dio pie a la ciudadanía a retomar actividades, incluso saltándose los horarios del toque de queda. El riesgo de contagio en las dos ciudades más grandes del Ecuador sigue en alza, hasta este lunes se contabilizaron más de 15900 positivos en las dos urbes.

CALIFICA LA NOTICIA