Escucha la Noticia

Arrancó la fiesta mundialista. El partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita no fue el más vistoso pero sí estuvo cargado de goles. El anfitrión hizo respetar su localía en el Estadio Luzhniki ante 78.000 espectadores en la primera jornada del Grupo A. El seleccionado asiático, dirigido por el argentino Juan Antonio Pizzi, mostró muchas deficiencias en defensa y prácticamente hipotecó su clasificación a la siguiente etapa.

El primer gol de este Mundial llegó a los 11 minutos de juego mediante Yuri Gazinskiy. Alan Dzagoev fue el primer jugador en salir lesionado en este mundial. Stanislav Cherchésov, estratega de los rusos, tuvo que realizar una variante obligada y que terminó siendo determinante, Denis Cheryshev ingresó como un gran revulsivo y anotó dos golazos en el cotejo.

Artyom Dzyuba reemplazó en el segundo tiempo a Fedor Smolov y en la primera pelota que tocó anotó para darle tranquilad a todos los hinchas rusos. Aleksandr Golovin puso el quinto y definitivo gol para sellar la goleada y sumar los tres primeros puntos en su grupo. En la próxima jornada, Rusia se verá las caras con Egipto, mientras que Arabia Saudita se enfrenta a la temible Uruguay.

CALIFICA LA NOTICIA