Escucha la Noticia

Los investigadores del Real Instituto Tecnológico de Melbourne (RMIT) han desarrollado la tipografía, Sans Forgetica, una fuente diseñada para ser “única y diferente y para ayudar a la retención de memoria”. El instituto permite la descarga de la tipografía completa para su instalación en ordenadores personales y ha creado un complemento para Google Chrome que permite subrayar cualquier texto online para convertirlo en dulce para la memoria.

Según sus creadores, este estilo no solo puede ser utilizado para actividades escolares, sino también “tiene el potencial para extenderse más allá de las aulas, hasta un amplio rango de personas que quieren recordar aquello que es importante para ellas”.

Los expertos aseguran que esta tipografía favorece un procesamiento cognitivo de mayor profundidad que tiene como resultado una retención mejorada.

CALIFICA LA NOTICIA